Características de un mobiliario escolar adecuado

El maravilloso y vasto mundo del mobiliario, podemos clasificarlo de acuerdo con la época en el que fue elaborado, los materiales que lo componen, el diseñador que lo ha creado, o si queremos ser más prácticos, la función para la que fueron concebidos. 

En esta oportunidad, nos queremos adentrar en aquellos muebles que, sin darnos cuenta, nos acompañan durante un largo período de nuestras vidas, y que se convierten en nuestro aliado fundamental durante nuestra educación escolar, secundaria, y universitaria. 

Comúnmente el denominado ‘mobiliario escolar’, abarca aquel conjunto de muebles principales, secundarios y accesorios que conforman un aula de clases, además que su función fundamental es ser una de las herramientas esenciales que favorecerá nuestro proceso de aprendizaje. 

La denominación escolar, va más allá de ese período de nuestra infancia, también abarca cualquier mobiliario que sea utilizado para facilitar cualquier método de enseñanza y aprendizaje. Escuelas secundarias, universidades, maestrías, doctorados, y cualquier otro curso o formación especializada entran dentro de este grupo.

Ahora bien, al momento de profundizar en este conjunto, si estamos buscando el mobiliario ideal para nuestro proyecto, es importante tener en cuenta algunas características o elementos que nos ayudarán a filtrar de una infinidad de opciones. 

Acompáñenos paso a paso cómo llegar al mobiliario ideal para nuestra búsqueda.

Edad de los alumnos

Aunque nos parezca una característica que no tenga que ver con el mobiliario, hemos decidido comenzar por este aspecto muy fácil de identificar. De acuerdo con la edad de los alumnos que vayan a interactuar, podremos elegir con mayor facilidad y filtrar entre tantas opciones existentes.

Les sorprenderá descubrir como al momento de tener definido un rango de edad de los estudiantes, variarán en gran medida las dimensiones, los materiales que lo componen, la ergonomía, incluso hasta en presupuesto. Por ejemplo, las necesidades de un aula para niños varían enormemente de una para educación secundaria; comencemos definiendo esta variable que nos ayudará a elegir el mobiliario ideal.

Tipo de enseñanza

Como hemos mencionado en anteriores oportunidades, es importante que identifiquemos el espacio que queremos amueblar, sus dimensiones, iluminación natural y artificial, materiales que lo componen, accesos, forma, etc. Sin embargo, esta vez surgirá un nuevo protagonista: el tipo de enseñanza. 

En vista de que el mobiliario escolar abarca un extenso período que va desde la educación infantil hasta nuestra edad adulta, es fundamental que tengamos claro el tipo de enseñanza que se va a impartir en esta aula: ciencias, arte, foros, historia, computación, hasta podría ser la combinación de varias disciplinas. 

El mobiliario escolar ideal se ajusta adecuadamente a la disciplina que se esta impartiendo en el aula, y facilita el aprendizaje. Partiendo de eso, encontraremos enormes diferencias entre muebles dedicados a un laboratorio, de aquellos que componen un aula de una escuela de arte, por ejemplo. 

Tres ejemplos de aulas para diferentes tipos de enseñanza y edades en los usuarios. El mobiliario puede cambiar drásticamente de acuerdo con las necesidades. 

Imagen del aula

En este punto es importante que tengamos claro cómo es el proyecto de diseño de interiores para estos espacios. El mobiliario correcto no solo debe ser nuestra herramienta fundamental en el aprendizaje, sino que también debe reflejar la imagen que queremos proyectar. Aquí entran características como colores, formas, materiales que lo componen, organización entre ellos, y su interacción con el espacio que los contiene. 

Tanto el espacio como el mobiliario deben estar en perfecta armonía. De igual manera, la forma y función deben estar presentes para lograr un espacio amigable, y que facilite una mejor concentración de sus integrantes. 

Resistencia

El mobiliario escolar será utilizado durante un período de tiempo bastante prolongado y eso incluye el paso de varias generaciones, por lo que es sumamente importante que nos detengamos a analizar que estos muebles deben estar compuestos por una estructura y materiales altamente resistentes. 

Acero, maderas con tratamientos especiales, materiales aglomerados, plásticos de alto tráfico, son algunos de los materiales comprobados antes de salir a la venta. Razón por la cual, recomendamos revisar el período de garantía de estos muebles, la estructura que lo conforma y la durabilidad de los materiales que lo componen.

Ergonomía

Este es  uno de los detalles más importantes para el mobiliario adecuado. A diferencia de otros muebles, tiene una función muy específica. Mas allá de ser decorativos, están allí para facilitar nuestro proceso de aprendizaje. Pasamos largas horas usándolos, por lo que debemos considerar que sean piezas amables con nuestro cuerpo. 

Lo anterior se traduce en superficies con texturas lisas, cantos de mesas y escritorios redondeados, sillas que faciliten la postura adecuada de nuestra espalda para evitar lesiones posteriores, materiales antialérgicos y diseños que permitan la ubicación correcta de nuestros brazos. 

Asimismo, recomendamos ampliamente que al momento de escoger mobiliario escolar, interactuemos con ellos. Algunos centímetros en largo, ancho o altura, puede marcar la diferencia en la combinación de una silla con un escritorio, facilitando o no nuestro proceso de aprendizaje.

Movilidad

Una vez que hayamos definido la edad y el uso que tendrá el espacio, hay un aspecto que es común para todo el mobiliario escolar: su capacidad de movilidad. Si bien buscamos muebles altamente resistentes, tampoco queremos irnos al otro extremo de aquellos que sean muy pesados e imposibles de transportar. 

Hay dos simples razones por las que debemos mantener el balance entre resistencia y movilidad:

En primer lugar, porque los procesos de enseñanza varían en el tiempo, y en contadas ocasiones el maestro necesita disponer de muebles que se organicen en distintas maneras, para favorecer la interacción entre los alumnos y el proceso de aprendizaje. 

En muy poco tiempo, los usuarios deben estar en la capacidad de poder mover el mueble que usan, con facilidad, y sin generar esfuerzos que nos desvíen del objetivo primordial. En segundo lugar, la razón más práctica: por la limpieza constante a que se someten las aulas, deben contender muebles ligeros, fáciles de mover e incluso apilar para poder favorecer la limpieza en el menor tiempo posible y seguir con su uso habitual.

Presupuesto

Otra característica de un mobiliario escolar es su costo. Aunque consigamos opciones de muebles altamente resistentes, con buenos acabados, ligeros, y de una ergonomía adecuada, es importante que se ajusten al presupuesto aprobado. 

Sin embargo, sugerimos mantener en el proceso de selección, una comparación simple: la relación calidad-precio. En muchas oportunidades conseguiremos muebles de altísima calidad y garantía, lo que nos coloca en el rango de colocar en la balanza de flexibilizar un poco nuestro presupuesto, con la garantía de que tendremos muebles mucho más duraderos de aquellos que nos pueden salir ligeramente más baratos, pero de corta duración.

Mobiliario sustentable

Si bien no todo el mobiliario escolar entra dentro de esta categoría, es importante mantener la conciencia del cuidado de nuestro planeta; acero reciclado, materiales laminados, maderas recicladas, son solo algunos de los componentes que podrían tener los muebles que fueron concebidos con la conciencia ecológica del reciclaje. 

Sumado a la resistencia, la ergonomía y flexibilidad, si logramos conseguir la opción de mobiliario con elementos reciclados o fabricados en procesos que no contaminen a nuestro planeta, ésta sería una característica más que se suma a la lista de un mobiliario ideal. 

Equipamiento de apoyo

El mobiliario escolar ideal no funciona individualmente, puesto es un conjunto de piezas que no sólo interactúa con sus integrantes sino entre ellas mismas. Con esto nos referimos a que un aula no sólo está conformada por mesas, sillas y pupitres adecuados, sino que también requieren todos aquellos elementos secundarios que sirven de apoyo para la enseñanza y el aprendizaje, tales como pizarrones, libreros, estantes, lockers, computadoras, internet, iluminación natural y artificial, etc. Todos estos elementos se combinan en armonía para complementar nuestro aprendizaje.

Versatilidad

Al igual que los espacios de trabajo, salas de hogares, oficinas, bibliotecas, el mobiliario escolar tiene en común un reto: ofrecer la flexibilidad continua, debido a que en nuestros días la organización, comunicaciones, interacciones, aprendizaje, cambia constantemente. Es importante que definamos el uso y la edad de los usuarios del mobiliario, también debe permitirnos un rango de flexibilidad en cuanto a uso e interacción entre ellos. 

Frecuentemente, surgen nuevos estudios con respecto a la metodología para un aprendizaje ideal, lo que conlleva a tener muebles que puedan moverse, complementarse e incluso combinarse entre ellos para generar nuevas posibilidades. 

Colaboración y comunicación

Quisimos dejar para el final una de las características más importantes de un mobiliario escolar ideal. No todos los aspectos son necesariamente físicos, algunos de ellos son más abstractos, sutiles y etéreos. 

Independientemente de la categoría de usuarios, la imagen que se busca proyectar, la enseñanza que se va a implementar, los materiales que componen a los muebles, hay un aspecto que está siempre presente: el mobiliario adecuado no solo debe facilitar nuestro aprendizaje, sino que también debe facilitar la comunicación y colaboración entre cada uno de sus usuarios, tanto alumnos como maestros, dos aspectos ampliamente valorados en la enseñanza. 

Diferentes configuraciones de espacios y mobiliario favorecen el principal objetivo: un aprendizaje eficaz, basado en la comunicación y colaboración entre sus usuarios.

Una vez que tengamos todas estas características identificadas, podremos elegir con mayor facilidad el mobiliario que mejor se ajuste a nuestras necesidades. Estas son solo algunas, en el camino pueden surgir otras que nos ayuden a clarificar nuestra selección. 

¿La clave? No dejarnos saturar por infinidad de opciones, y sensibilizarnos para escoger un mobiliario amigable, divertido, y aliado en nuestra educación. Aprendamos a descubrir el mueble indicado para convertirse en una poderosa herramienta de aprendizaje.

Mobiliario y Decoración que te ayuda a concentrarte

Conforme transcurre nuestro proceso de aprendizaje, que va desde nuestra infancia hasta la educación universitaria y especializada, vamos conociendo en el camino numerosas herramientas que nos facilitan el camino: técnicas de estudio, metodologías, manejo del tiempo, practicas de lectura, entre otros.

No obstante, hay dos elementos que son protagonistas en lo que respecta a estudiar: el mobiliario que utilizamos y el espacio que lo contenga. Ambos serán clave para lograr una concentración ideal en el menor tiempo posible.

En esta oportunidad, nos concentraremos en el mobiliario ligado a la enseñanza y el aprendizaje, que incluye desde el espacio personal en nuestros hogares, aulas de clases, salas de estudio, hasta aquellos dedicados a la concentración.

De la misma manera en cómo seguiríamos una metodología de estudio, iremos desde lo mas general a lo particular, y nos concentraremos en dos tópicos que van ligados entre sí: el espacio contenedor que incluye el diseño de interiores / decoración y el mobiliario que lo conforma; acompáñanos a descubrir las razones.

Espacios y decoración para concentrarnos

Para comenzar, vamos a centrar nuestra atención en el espacio que vamos a utilizar, y el diseño de interiores para lograr una concentración óptima. Independientemente de las características del lugar que vamos a equipar, debemos aclarar que no hay reglas en el diseño, s in embargo, hay ciertos elementos que se convertirán en nuestros aliados para poder concentrarnos con mayor eficacia, los encontraremos a continuación:

Ambiente

En el caso de nuestro espacio personal para estudiar, y hacer nuestras tareas que comienza en nuestros hogares, pasando por las aulas a las que ingresamos para aprender, hasta llegar a salones en oficinas para formación de los empleados, es importante alcanzar una ambientación relajante para una mejor concentración. En cualquiera de los casos, la atmósfera que se genera es clave: colores, texturas, materiales neutros y amigables son los recomendados para este tipo de actividades.

Incluyendo los espacios de trabajo personal, es importante generar una atmósfera neutra y amigable para la concentración.

Gusto y Estilo Personal

Para el caso de espacios Home Office, es importante reflejar nuestra personalidad y gusto. Debido a que son áreas en donde estaremos varias horas al día, tiene que ser de nuestro agrado, sin caer en tonos estridentes o elementos que nos distraigan demasiado. Por otra parte, en el caso de aulas, bibliotecas, oficinas, ya cambiamos del gusto personal y subjetivo, a un proyecto de diseño de interiores que no solo cubra nuestras necesidades, sino que tenga un estilo acorde a la imágen que queremos reflejar, un espacio amigable para todos.

Mientras que en el espacio de trabajo personal queda a la vista nuestro gusto, en aulas escolares toma el protagonismo el diseño de interiores que se adapte a los usuarios.

Iluminación

En nuestras actividades diarias que requieren una alta concentración, siempre hacemos práctica de la lectura, escritura, computadoras y otros equipos. Razón por la cual es fundamental contar con una iluminación adecuada, que evite el agotamiento de nuestra vista, que considere el ahorro energético, y que vaya en armonía con la ambientación relajada que queremos lograr; la iluminación natural siempre será bienvenida.

La combinación entre iluminación natural y artificial son ideales para un óptimo rendimiento.

Color

El color ejerce gran influencia al momento de concentrarnos. Más allá de una cuestión de gustos, sugerimos inclinarnos por aquella gama de colores claros, neutros, y amigables a la vista. 

No olvidemos que estaremos en estos espacios durante largas horas, por lo que sugerimos evitar los colores estridentes o muy brillantes. 

Sin necesidad de caer en ambientes monocromáticos, podemos usar tonos neutros con acentos de color para tener espacios relajados con un toque de dinamismo.

Acústica

Es bien conocido por todos que para concentrarnos son muy apreciadas las áreas silenciosas. Al menos alejadas de interrupciones como teléfonos, equipos, pasos de alto tráfico, eco, etc. 

Para disminuir la acústica, hay varias opciones, desde paneles con materiales especiales para reducir el ruido, mobiliario con materiales absorbentes y la ubicación de áreas alejadas del ruido tanto en el hogar como en la oficina. 

En la parte superior de esta aula podemos apreciar paneles acústicos para evitar el exceso de ruido.

Ventilación y temperatura

Si vamos a dedicar un área para el estudio y la concentración, estos dos elementos son fundamentales. Ya sea un espacio personal o para varios usuarios, se debe garantizar la correcta ventilación de aire fresco y a una temperatura agradable. Dependiendo de la ciudad en la que vivimos, debemos acudir o no a elementos de protección solar para regular la temperatura, el rango ideal seria de unos 20 a 25 grados centígrados.

La disposición adecuada de ventanas que permita una ventilación cruzada son muy apreciadas para mantener una temperatura ideal para concentrarnos.

Orden

Aunque parezca evidente, en contadas ocasiones nos olvidamos de que, para concentrarnos y mejorar nuestra productividad, necesitamos un espacio organizado; sin exceso de mobiliario, limpio y despejado de elementos que pudieran distraernos constantemente. Aunque a veces tengamos muy poco tiempo para dedicar un momento a la semana para el orden y limpieza de nuestro espacio, ya que marcará una enorme diferencia en nuestro rendimiento.

Materiales amigables

Los llamamos así porque son aquellos que tienen una resistencia al alto uso, superficies con texturas, acabados suaves y antialérgicos que podemos tolerar durante largas horas de contacto. Todos aquellos materiales naturales como maderas o aglomerados, tratados apropiadamente, pueden llegar a ser un aliado en nuestros muebles por su sensación de calidez y textura orgánica.

No olvidemos todos aquellos materiales reciclados que fueron creados con la conciencia de proteger a nuestro planeta. En contadas ocasiones, suelen ser de menor costo y excelente calidad.

El empleo de maderas, materiales reciclados y laminados harán mas placentera nuestra experiencia de aprendizaje durante largas horas de concentración.

Elección de la silla

La silla es un elemento fundamental al momento de concentrarnos. Largas horas de estudio, lectura, trabajo o cualquier actividad, requieren que escojamos una silla que se adapte lo mejor posible a nuestra anatomía, para evitar lesiones posteriores o agotamiento físico. 

Proponemos inclinarnos por sillas con un excelente respaldo, de materiales permeables que permitan la ventilación, resistentes al uso prolongado y fáciles de limpiar. 

Es necesario recalcar que, al momento de elegir una silla, debemos probarla con el escritorio o mesa que la acompañará, puesto que algunos centímetros en altura pueden marcar la diferencia entre una postura ideal a dolores de espalda y otros daños.

Las sillas apilables, de materiales naturales o reciclados siempre serán de gran utilidad en un aula escolar.

Almacenaje

En cualquiera de los espacios a utilizar para desarrollar nuestra concentración, sin importar el tamaño o número de usuarios, es importante tener un área dedicada al mobiliario que nos ayude a almacenar documentos, papeles, libros, accesorios, herramientas, de manera que todo tenga su lugar para ser fácilmente almacenado y encontrado; mientras mas despejado tengamos nuestra área de trabajo, mayor será el rendimiento.

Estantes, libreros, cajones y otros elementos nos ayudaran a mantener el orden y evitar distracciones.

Cantidad de muebles

Es importante buscar superficies de trabajo despejadas, libres de distracciones, visualmente ligeras y agradables, la cantidad de muebles para equipar nuestro espacio puede marcar la diferencia. 

Para espacios de estudio y concentración, es ideal elegir solo los muebles necesarios para tal función, evitemos caer en el exceso de muebles y ornamentos. Una superficie de trabajo amplia para nuestras actividades, una silla ideal para nuestra postura, la correcta iluminación y algún mueble de almacenaje son suficientes para lograr nuestros objetivos. 

Una vez que tengamos en cuenta todos estos elementos, podremos combinarlos para lograr nuestro espacio de concentración ideal, teniendo siempre en cuenta que el espacio y el mobiliario van juntos, en armonía. Para lograrlo, las opciones son muy variadas en el mercado actual, no es necesario grandes presupuestos o mobiliario excesivamente sofisticado. 

Espacios despejados, ligeros, libres de distracciones, bien iluminados y aireados, en conjunto con muebles amigables para largas horas de trabajo, serán nuestros aliados para lograr la concentración ideal y un mejor rendimiento en el menor tiempo posible. 

¿Qué dice de tu oficina el tipo de mueble que usas?

Identifiquemos juntos tendencias en muebles, usos y cómo aplicarlos a nuestros espacios de trabajo, sin perder la flexibilidad que exige nuestro estilo de vida.

El amplio espectro que representan los muebles de oficina hoy en día, se va complementando a medida que nuestras necesidades cambian, la manera en cómo interactúan los negocios, la tecnología, los equipos de trabajo, entre otros.

Afortunadamente en nuestros días, contamos con un sinfín de opciones en lo que mobiliario se refiere, algunos rememorando al pasado, otros de carácter contemporáneo, y aquellos con miras al futuro. Todos con un objetivo en común:  suministrarnos un espacio de trabajo óptimo para nuestras funciones.

Comenzando con la elección

Ante este gran universo de posibilidades, podríamos comenzar proponiendo dos premisas para poder acercarnos a nuestro objetivo: la elección ideal de mobiliario, para cada tipo de oficina e identidad de la empresa.

En primer lugar, es importante tener en cuenta que el espacio de oficina formal ha ido mutando con el pasar del tiempo, y aunque no ha desaparecido, surgen otros espacios que también forman parte de una oficina, tales como espacios de trabajo en casa (Home Office), espacios movibles, e incluso locaciones “informales” de trabajo (cafés, aeropuertos, oficinas coworking, etcétera). Nuestro primer paso será identificar cual de estos formatos de espacio de trabajo queremos optimizar.

Y, en segundo lugar, percibir el espacio que vamos a utilizar, analizar sus características, nuestras necesidades, aprovechar al máximo la iluminación natural, tener en cuenta el reciclaje de algunos elementos arquitectónicos, mantener la identidad que quiere reflejar la empresa, integrantes del equipo de trabajo, entre otros.

¿Qué tipo de muebles buscas?

Una vez que hemos avanzado en el proceso de identificar nuestro espacio, llegamos al punto de cual mobiliario escoger. El abanico de posibilidades es muy vasto.

Para no abrumarnos en opciones, recomendamos formular una simple pregunta: ¿Qué mensaje o imagen quiero transmitir en mi espacio de trabajo? Es decir, partiendo de la imagen que una oficina o empresa quiera reflejar, va a ser la clave para filtrar tantas opciones de muebles.

Ahora bien, cuando nos enfrentamos a un proyecto de diseño para una oficina o cualquier otro tipo de espacio de trabajo, imprimimos en nuestras ideas, nuestra personalidad y la identidad de la empresa , las cuales, en combinación con otros elementos hace surgir el diseño para estos espacios. El fin es crear lugares de trabajo únicos, novedosos y con un carácter muy particular.

Algunos de los elementos protagonistas que participan en esta toma de decisiones son el tipo de mueble, estilo, o intenciones del diseñador. Para mantenernos en el objetivo, a continuación, los guiaremos por algunos de estos estilos que hoy en día marcan tendencia, reinterpretados y adaptados a cada situación.

Muebles Modulares

Podríamos agrupar en este conjunto a aquellos muebles de oficinas que pueden estar hechos de uno o varios materiales: ligeros, con dimensiones que responden a una modulación del diseño industrial. Entre ellos, pueden llegar a ensamblarse de diferentes maneras y generar nuevas posibilidades de organización.


Propuesta de muebles modulares de Ofindustrias. Muebles de alta calidad, fáciles de instalar, con tonos neutros. Independientemente de la función de esta oficina, podemos percibir la imagen de una empresa eficaz, preocupada por la ergonomía de sus integrantes, y flexible ante nuevos usos que puedan surgir. 

Muebles de tendencia industrial

El diseño de interiores juega un papel muy importante junto con muebles, ya que  se busca crear una atmósfera similar a espacios de naves industriales, con elementos estructurales metálicos, muros de ladrillo a la vista, techos a gran altura, grandes ventanas, y una paleta de colores que van desde los colores cobrizos, ladrillo, hasta llegar a cafés, sepias y negro.


Oficinas de Fundación Botín / Madrid / MVN Arquitectos. En esta fotografía percibimos una oficina que refleja una imagen de vanguardia, pero respetuosa de elementos arquitectónicos ya existentes.

Muebles en el minimalismo

Contrastando con los anteriores, nos encontramos el mobiliario que forma parte de una oficina de carácter minimalista. Inspirado en el estilo de vida asiático, donde se llega al uso estricto de lo necesario.

Surgen estos muebles con líneas de diseño muy claras, limpias, evitando los excesos decorativos, con tonos uniformes, y respondiendo directamente a su función, sin ornamentos.


Oficinas Consultoría DSAE / Valencia, España / Nonnadesign. En oficinas minimalistas como estas, surgen como protagonistas los materiales nobles, una iluminación detallada, y el mobiliario estrictamente necesario para cada función.

Muebles sobre diseño

Tampoco olvidemos aquellas oficinas que quieren generar una imagen o identidad muy particular. Los muebles sobre diseño se convierten en el mejor aliado, ya que son muebles únicos, que responden al espacio y  función al que fueron destinados.

Por ser piezas de diseño exclusivo, suelen estar elaborados en materiales nobles, y se encuentran en lugares donde queremos generar contraste y la personalidad de la empresa.  

Para el uso de estos muebles, en necesario un análisis profundo de los detalles espaciales de la oficina, puesto que son muebles diseñados únicamente para estar en un lugar y cumplir una función muy específica. Sus resultados son muy satisfactorios, pero debemos tener en cuenta que pueden abarcar una parte considerable de nuestro presupuesto.


Mueble y muro divisorio sobre diseño para el área de recepción de una oficina. Claramente vemos como esta empresa busca reflejar una imagen de vanguardia, mezclando elementos futurísticos con el mueble de diseño de la recepción, pero con otros vintage como la textura en madera del muro y las lámparas blancas que hace un guiño a los años 50´s.

Muebles con materiales mixtos

Como su nombre lo indica, son muebles que tienen un material para cada elemento del mueble, por ejemplo: superficies de alta resistencia y fácil mantenimiento para los escritorios, otro material para las patas de las mesas, tejidos, cristales y acrílicos para organizar amplias superficies de trabajo, etc. Este suele ser el abanico más amplio de muebles e incluye infinidad de posibilidades.

Gracias al diseño industrial actual, vemos como los materiales ya no se encasillan para cierto uso. Es decir, el acero ya no tiene que ser estrictamente para las patas de un escritorio, la madera para libreros o el cristal para mesas.

Actualmente, se conjugan de nuevas maneras para sorprendernos, sin olvidar la función para la que fueron escogidos.


Conjunto de muebles de la línea Bau-der de Ofindustrias, donde se mezclan el acero, el roble y la melanina en perfecta armonía.

Muebles monocromáticos

Son aquellos que tienen una paleta de colores muy particular porque responden directamente a los colores que forman parte de la identidad de la empresa. Podrían estar compuestos por varios materiales, pero tanto estos como la oficina que los contienen, mantienen colores muy específicos.

Esta sería una opción ideal para aquellas oficinas que tengan una identidad muy definida, en donde el color lo asociamos directamente con la marca. Lo importante  es el color que vamos a usar, a tal punto que hay empresas que ya tienen su selección de colores Pantone u otra escala de color, para ser usados en el logo de la marca y el mobiliario.


Oficinas Lechte / Melbourne, Australia / Plus Architecture. Podemos percibir como el negro, blanco y gris son los colores protagonistas en la imagen de esta empresa. 

Muebles clásicos

También están aquellos muebles y oficinas con acentos clásicos, que responden a algún estilo o nos hace recordar algún período pasado en el tiempo.  La nostalgia pasa a formar entonces parte de unas oficinas por razones muy particulares, necesitan reflejar cierto estilo icónico del pasado.

Hoy en día, estos muebles son usados en combinación con otros contemporáneos, para generar cierto contraste en el espacio, una onda vintage que queramos reflejar. También pueden ser utilizados para exhibir un momento en el tiempo que la empresa quiere mantener presente, porque forma parte de su identidad.

Si sumamos estos aspectos con alta flexibilidad de cambio constante, que exigen los espacios de trabajo hoy en día, quedan atrás entonces las oficinas cubiertas en madera y con muebles antiguos, pesados, y con un costoso mantenimiento.

Espacio de trabajo con acentos clásicos, pero sin olvidar nuestra contemporaneidad.

Muebles Coworking

Una de las tendencias que vino para quedarse son las oficinas coworking. Suelen ser espacios compartidos entre varias oficinas en donde se promueve el trabajo en equipo, la comunicación, la movilidad, flexibilidad de horarios. Todos aspectos en conjunto se verá reflejado con muebles ligeros, divertidos, flexibles, movibles, comunitarios, con una amplia paleta de colores y materiales.

Oficina de co-working con áreas de usos múltiples. Mobiliario de fácil mantenimiento, ligero, movibles, amigables para adaptarse a nuevas situaciones, y que promueven la comunicación y el trabajo en equipo. Podemos percibir que esta oficina busca reflejar una imagen de vanguardia, abierta a nuevas opciones, que favorece el trabajo en equipo, amigable con sus clientes y eficiente.

Muebles de tendencia nórdica

Por otra parte, están por su parte los muebles de línea escandinavo/nórdico, inspirado en el diseño de interiores de arquitectos como Alvar Aalto. La calidez de sus materiales, los detalles, líneas orgánicas, una paleta de colores y texturas neutros, pueden generar espacios tranquilos, ideales para largas horas de trabajo.

Oficina de co-working con áreas de usos múltiples. Mobiliario de fácil mantenimiento, ligero, movibles, amigables para adaptarse a nuevas situaciones, y que promueven la comunicación y el trabajo en equipo. Podemos percibir que esta oficina busca reflejar una imagen de vanguardia, abierta a nuevas opciones, que favorece el trabajo en equipo, amigable con sus clientes y eficiente.

Muebles y oficinas High-Tech

También encontramos aquellas oficinas que buscan reflejar una identidad de vanguardia, futurística, con espacios high-tech en donde la tecnología es la protagonista en todos los ámbitos.

El mobiliario suele estar compuesto por materiales innovadores, con una volumetría que va en armonía con espacios donde están presentes las grandes superficies de cristal, detalles en acero inoxidable, iluminación de avanzada y el empleo de materiales con nuevos usos.

Sede de Microsoft / Viena / Innocad Architektur. En este espacio encontramos una combinación de varios muebles: el mueble sobre diseño de la recepción, las sillas de espera con materiales mixtos, grandes superficies de cristal, una iluminación de avanzada, y el empleo de vegetación como superficie del muro de fondo.

Muebles Mid-Century

Es importante mencionar también la tendencia mid-century, que rememora aquellos muebles y espacios característicos de los años 50´s del siglo XX. En algunas ocasiones suelen emplearse muebles originales de este periodo, así como arte y escultura. La madera se convierte en uno de los materiales estrella, así como el metal en las lámparas, con acabados dorados, cobrizos o negros.

En la actualidad, estos muebles han venido con mucha fuerza, ya que tienen ciertas características que los hacen muy amigables. El uso de la madera, patas inclinadas, tonos cálidos y una ergonomía muy bien analizada.

Propuesta de West-Elm para espacios de trabajo inspirados en el Mid-Century

Unos pasos más para una identidad-mobiliario óptima en tu oficina

  • Combinar: Las tendencias mencionadas anteriormente son apenas algunas del inmenso abanico que puede surgir en el diseño de interiores.

En algunos casos, hasta se pueden combinar para crear nuevas opciones. Al momento de desarrollar el diseño de nuestros espacios de trabajo, es importante tener en cuenta que no hay reglas ni formulas para cada tipo de oficina.

  • Flexibilidad: Usualmente solemos asociar ciertas oficinas con materiales, pero finalemente, hemos dado paso a la flexibilidad en el diseño. Dejando atrás el uso de ciertos materiales para cada uso de oficina o profesión. Los espacios de trabajo han evolucionado para romper estereotipos del pasado. Las nuevas ideas siempre son bienvenidas.
  • Imagen: Entonces, ¿qué tipo de mueble vamos a escoger? La clave está en cuál imagen queremos reflejar, la identidad de la empresa, el mensaje que queremos transmitir a nuestros cliente y equipo de trabajo.
  • Presupuesto: Evitemos en lo posible encasillarnos en estilos o tendencias rígidos que solo forman parte de modas temporales. Al concebir espacios de trabajo, recordemos que el mobiliario se lleva una parte considerable de nuestro presupuesto. Por lo que sugerimos escoger muebles de alta resistencia y que trasciendan modas que quedarán obsoletas en poco tiempo.
  • El espacio: Recordemos que, para lograr un espacio de trabajo adecuado, debemos identificar las características de éste, comprender cómo vamos a interactuar con nuestra oficina o espacio de trabajo, sensibilizarnos ante las características de la ciudad en donde estamos.

Por último, y no menos importante, nuestra mayor sugerencia es experimentar y divertirnos con el mobiliario, sin perder de vista las necesidades propias, la funcionalidad, la ergonomía, el mantenimiento de cada una de las piezas y sobre todo: lograr espacios amigables que promuevan la comunicación y el trabajo en equipo.

Los invitamos entonces, a explorar, descubrir y proponer en el fascinante mundo del diseño mobiliario.

Enamorados de la Bau-Der

Descubre esta experiencia mobiliaria que cubrirá sus expectativas en cuanto a mobiliarios de espacios de trabajo se trata.

En nuestra vida cotidiana, el diseño se ha convertido en un aliado fundamental para hacer más llevaderas nuestras tareas, también en esos momentos donde debemos alcanzar objetivos con mayor rapidez y eficiencia. El mobiliario ha evolucionado junto con nuestro ritmo de vida, el mejor ejemplo son nuestros espacios de trabajo, donde pasamos la mayor parte del tiempo, que pueden ser desde una oficina, nuestra casa o múltiples locaciones.

En este caso, nos enfocaremos en uno de los ejemplos que reflejan la armonía entre ritmo de vida, trabajo, espacio y diseño: la línea Bau-Der, un conjunto de muebles y accesorios que facilitará nuestra decisión de elegir el mobiliario indicado en el extenso mercado de opciones.

Comencemos con la línea de escritorios Bau-Der modelos Ejecutivo y Operativo, ampliamente flexibles para cualquier espacio de trabajo.

Sin necesidad de profundizar en la etimología del nombre o las intenciones del equipo de diseñadores de esta línea, nos llama particular atención su singular nombre, y es que la palabra Bau de origen alemán, está ligada a la traducción construcción, tomando en cuenta la riqueza del idioma alemán puede tener otros significados.

Y es que su nombre refleja en gran medida, las intenciones del equipo de diseñadores detrás de cada uno de estos muebles, amigables para hacer material nuestras ideas del espacio de trabajo ideal para cada uno.

Uno de los primeros aspectos que debemos considerar al momento de elegir muebles para nuestros espacios de trabajo, es la flexibilidad que estos deben ofrecer para espacios que están en constante cambio, porque responden a nuestras dinámicas actuales.

Hoy en día los equipos de trabajo pueden variar en cuestión de días, desde el  número de integrantes, locación, objetivos e interacciones con otros equipos de trabajo, por ello, una de las características que más nos llaman la atención de esta línea, es que posee una combinación de materiales que pueden cambiarse, así como de ofrecer la opción de personalizar con los logos de la empresa para mantener la identidad de esta.

Las dimensiones de cada uno de esto muebles, reflejan el esfuerzo por crear esta línea de muebles con proporciones adecuadas para ser ligeros, fáciles de transportar y altamente adaptables a cualquier tipo de modulación. Recordemos que hoy en día es importante interactuar con muebles amigables, de fácil movilidad y con las dimensiones adecuadas para adaptarse a todo tipo de espacios.

Otro de los elementos a destacar dentro de esta línea, son las superficies de trabajo, en donde predominan las cubiertas de alta resistencia, ya que, en vista de que podemos pasar largas horas usando este mobiliario, el tono del roble se convierte en un tono amigable neutro, de agradable textura, alta resistencia y que combina con cualquier opción de nuestro proyecto de diseño de interiores.

Detalle de mesa para sala de juntas, con una superficie de trabajo altamente resistente con revestimiento de melanina color roble santana.

De igual manera, las superficies de trabajo cuentan con aristas redondeadas, pasacables y base para tabletas, siendo la ergonomía un aspecto siempre presente en el mobiliario de Ofindustrias.

La línea Bau-der está altamente especializada en escritorios, representada por aquellos con formato ejecutivo, operativo, telemarketing, mesas de juntas, entre otros, pero nos complace también presentar el conjunto de mesas auxiliares en formato circular y triangular; una serie de mesas con líneas curvas, orgánicas y divertidas, que nos ayudará a lidiar amigablemente con la presencia constante de líneas rectas.

Y como en un espacio de trabajo, no todo se resume a escritorios, el mobiliario Bau-der cuenta con un abanico de posibilidades de muebles auxiliares y accesorios que se conjugan en armonía con nuestros diseños, a través de credenzas, gaveteros, libreros, pizarrones, cajoneras, archiveros fijos y móviles y hasta mamparas, tan necesarias al momento de organizar un espacio por áreas sin necesidad de colocar muros que aumentan nuestro presupuesto considerablemente.

Muebles auxiliares y accesorios de la línea Bau-Der, entre muchos otros más.

Bau-der es una línea de mobiliario altamente competitiva, con una gran variedad de opciones a personalizar. La resistencia de sus superficies al alto tráfico, la manufactura impecable de cada una de sus piezas, y su nivel de adaptabilidad a espacios tanto pequeños como grandes, son el fiel reflejo del mobiliario adecuados a nuestro estilo de vida contemporáneo.

Por último, y no menos importante, queremos destacar el enorme trabajo de diseño invertido en cada una de estas piezas que en combinación con sus patas de acento negro, las superficies de colores a escoger y los tonos en roble, se presentan como muebles amigables para casi todo tipo de uso y espacio, un diseño actual y con un guiño a las composiciones pictóricas de Mondrian con una postura contemporánea.

Les invitamos entonces, a descubrir esta maravillosa línea, así como a visitar nuestras instalaciones y experimentar personalmente cada una de estas piezas, que, sin duda, se presentan como las mejores opciones en mobiliario para espacios de trabajo.


Cómo amueblar un restaurante: Ideas de mobiliario

Descubre con nosotros el fascinante mundo de la restauración con ideas y herramientas que te ayudarán a escoger el mobiliario ideal.

En la diversidad de espacios que se generan en la actualidad, los restaurantes se caracterizan por ser de los más dinámicos, ya que nos acompañan constantemente en nuestra vida cotidiana. La principal razón es que va ligado a algunas de las funciones más elementales e imprescindibles: la alimentación, el recreo, el entretenimiento, el encuentro, entre otros.

Al momento de abordar el diseño de interiores de un restaurante, elegir el mobiliario puede ser una tarea intimidante y abrumadora. A diferencia de un hogar, un restaurante además de albergar, debe ser rentable, atractivo y destacar ante la constante competencia en el área.

Sin más preámbulos, los invitamos a descubrir herramientas que nos proporcionarán pistas y hasta ideas para llegar a la decisión correcta: un mobiliario eficaz y clientes satisfechos.

Comida

Si queremos proyectar la esencia de un restaurante, sugerimos conocer al chef y su equipo, y mejor aún, si podemos conocer su propuesta gastronómica. La comida es la protagonista y el mobiliario juega un papel fundamental para lograr este objetivo. Desde cocina local, internacional, e incluso hasta llegar a la cocina fusión o molecular; el mobiliario debe ser el marco de esta experiencia gastronómica.

Tiempos

A partir de que conozcamos la propuesta gastronómica, podremos tener conocimientos del nivel de formalidad que se busca en un restaurante para conocer los tiempos de la comida que se servirá. Todos se preguntarán ¿qué tiene que ver los tiempos con los muebles? Por una sencilla razón: porque dependiendo del nivel de formalidad de un restaurante, vamos a escoger el tamaño, forma y organización de las mesas en el espacio.

Todas deben cumplir con la función básica de ser una mesa, pero, sus variaciones las encontraremos si van destinadas para un restaurante de comida rápida, un café, hasta llegar a los restaurantes más formales con varios platillos.

Comensales

Es importante que identifiquemos el espacio que va a adecuarse para este fin, y en comunicación constante con el chef y el cliente (en ocasiones la misma persona o varios inversionistas), de igual manera, hay que identificar el número de comensales que va a servir el restaurante. Esta información tan sencilla nos brindara una herramienta fundamental en el diseño de interiores: el presupuesto.

Dependiendo del número de muebles que debemos adquirir, es entonces cuando filtramos nuestras opciones en materiales, telas y costo de muebles. Si el número de comensales es reducido, puede surgir la tendencia a ampliar nuestras opciones, a diferencia de grandes restaurantes donde debemos monitorear constantemente los costos para no excedernos del presupuesto establecido.

Zonas

En esencia en los restaurantes identificamos dos zonas bien definidas: el área para servir a los comensales y la cocina. Conforme a la propuesta gastronómica, suelen diversificarse estos espacios y, por ende, la tipología del mobiliario. Por ejemplo: un hall de entrada para recibir a los invitados y atender las reservaciones, y de acuerdo con el espacio, sillas para la espera.

Asimismo, una barra para bebidas o bar, compuestas de sillas altas que acompañen a la barra, que suele ser un mueble sobre diseño. Área lounge, donde el mobiliario invite a la conversación, la música, las bebidas y el encuentro.  

Las terrazas o espacios al aire libre también son muy apreciados en un restaurante, si el clima lo permite, comer al aire libre puede reforzar la experiencia gastronómica, por lo que es importante contemplar mesas, sillas, lámparas y accesorios para exteriores.

No olvidemos la cocina y su ubicación dentro del restaurante. Algunas están confinadas a un espacio y una ubicación reservados para ese fin. Mientras que hay otras que están en el mismo espacio que los comensales, son visibles y forman parte de la experiencia gastronómica. En el caso de estas últimas, por ser un protagonista dentro del espacio, los muebles sobre diseño juegan un papel fundamental para reforzar la percepción visual de la cocina.


Aquí podemos ver un ejemplo de las diversas zonas que componen un restaurante: área lounge en primer plano, al fondo área para los comensales y a la izquierda la terraza al aire libre. Zenia Lounge / StudioGarage Arquitectura / Alicante, España.

Texturas

Al momento de elegir las sillas, mesas y el resto de los muebles, es importante considerar la comodidad de los comensales, ya que muchas veces su estadía podría prolongarse. Nuestro objetivo es que disfruten al máximo de la comida, con sillas y mesas que brinden una óptima ergonomía. Es así como podremos ir escogiendo telas, pieles, maderas o metales para nuestros muebles, ya que no es lo mismo elegir una silla para una sala de espera de 10 minutos que aquellas destinadas a una comida de 3 o más horas.


Las texturas de pisos, muros, mesas y sillas juegan un papel fundamental en el ambiente del Restaurante BBQ Republic

Atmósfera

Si bien la comida es la protagonista, el diseño de interiores debe invitarnos a experimentar con todos nuestros sentidos. Es allí donde el mobiliario juega un papel fundamental con sus formas, texturas, colores, por ejemplo, en algunas ocasiones los muebles cumplen la función de ser un lienzo en blanco para la comida. En otros casos, el mobiliario genera contrastes, acentos para reforzar el carácter de la comida, pero también están aquellos que están en armonía con lo que estamos comiendo, sin competir y refleja la propuesta gastronómica.


La diversidad de sillas altas para la barra, con sillas de espalda alto y bajo, en conjunto con la madera, la iluminación y accesorios, generan la atmosfera ideal para la degustación en el restaurante Sushi Club.

Los booths suelen ser excelente opción para todo tipo de restaurantes, sin importar su formalidad, nos ayudan a ahorrar espacio.

Arte

Otro de los participantes en un restaurante es el arte. Pintura, escultura, fotografía, instalaciones o incluso exposiciones temporales dentro del espacio, reforzará nuestras percepciones sensoriales al momento de comer.

Acústica

Una vez que hayamos evaluado el espacio donde estará nuestro restaurante, es importante prestar particular atención a la acústica. Los materiales que conforman los muros, los pisos, plafones y hasta el material que compongan los muebles, determinarán la eficiencia acústica. Los restaurantes ruidosos suelen ser evitados, y el momento de elegir muebles, debemos tener en cuenta detalles tan simples como el peso de las sillas. Por ello, evitemos escoger sillas extremadamente pesadas que generen ruido al ser desplazadas.

Limpieza y Durabilidad

Los restaurantes son espacios que deben ser constantemente higienizados, por lo que recomendamos elegir muebles con superficies fáciles de limpiar, que no exijan mantenimiento especializado muy seguido y que sean diseñados para alto tráfico de personas. Al momento de elegir, recomendamos consultar con sus proveedores de mobiliario para qué fueron diseñadas las sillas y mesas que nos están ofreciendo.


Las sillas escogidas para el Restaurante Cool de Sac han sido una opción ideal ya que se buscaban muebles de alto tráfico, ligeros e incluso que puedan ser utilizados al aire libre.

Reciclaje

Al momento de escoger todos los muebles de un restaurante, muchos de ellos suelen ser nuevos, otros sobre diseño. Pero es importante recordar que, dependiendo de la propuesta gastronómica, podemos reciclar muebles para generar la atmósfera que estamos buscando, puesto que en muchos casos, podemos conseguir muebles que con algunos trabajos de restauración pueden ser reutilizados e incluso ser combinados con aquellos de nueva factura, el contraste entre ellos puede generar efectos muy interesantes sobre nuestro diseño.

Historia

Cuando ya esté definido el espacio que se dedicara para servir de restaurante, es importante identificar si tiene algún valor histórico o patrimonial. Antes de generar una propuesta completamente nueva, sugerimos reconocer la historia del lugar y hacerla parte de nuestro diseño y elección del mobiliario. Les sorprenderá como el valor histórico de un espacio nos puede ayudar al momento de comprar y diseñar los muebles. Nuestras ciudades siempre estarán agradecidas si conservamos casas y edificios que formen parte de nuestra identidad.

Tendencias de estilo para oficinas en 2019

Conceptos, estilos, tendencias y mobiliario que nos ayudarán a abordar el nuevo año con de entusiasmo, positivismo y ánimos para los nuevos retos en las oficinas.

Ya finalizando el 2018, entusiasmados por lo que nos espera en el nuevo año, haciendo un breve estudio por la dinámica del diseño de interiores, podemos hacer un análisis de las posibles tendencias que nos esperan para el 2019 en materia de oficinas. Si bien cada ciudad y país mantiene su identidad e influye directamente en el diseño de sus espacios, la conectividad global nos ayuda a estar informados sobre el diseño y la arquitectura en todo el mundo, además, nos permite analizar, reinterpretar, adaptar y proponer en nuestro propio entorno.

A pesar de no haber reglas en el diseño de interiores, nos atrevemos a compartir con ustedes ideas, estilos, tendencias e incluso herramientas que nos ayudarán a visualizar un 2019 con oficinas vibrantes, llenas de color, entusiasmo y comunicación.

Una de las primeras tendencias que vino este año para quedarse y evolucionar es la flexibilidad laboral, comprendida por oficinas con mobiliario flexible, fácil de mover, y que se adapte a los constantes cambios de dinámicas en una empresa. Generando entonces espacios altamente interactivos, cambiantes y que favorecen la comunicación entre los equipos de trabajo.


Amplias superficies de escritorios y mobiliario ligero, flexible y portátil responden a las nuevas dinámicas de las oficinas de 2019

Las oficinas darán entonces paso al llamado open space o su traducción literal espacio abierto, liberándose de los cubículos tradicionales para dar paso a espacios muy aéreos, ligeros, bien iluminados, mobiliario con materiales de texturas cálidas y naturales, sin descuidar la acústica.

El estilo industrial resultará muy práctico para las oficinas en el año entrante. Independientemente del tamaño de los espacios, suele ser una tendencia muy práctica ya que su instalación suele ser mucho más rápida. Dejando las estructuras e instalaciones a la vista, sin exceso de plafones, reciclando mobiliario que puede acentuar nuestros diseños, combinando maderas y metales, se convierte en una de las tendencias con fuerza debido a su capacidad de adaptabilidad.


Los acentos del estilo industrial, comprende la estructura metálica a la vista, conservación de algunos elementos antiguos,  la presencia del metal y la identidad histórica de algunos materiales.

Más allá de una tendencia, el concepto de Activity Based Working (ABW), que podría traducirse como trabajo basado en actividades, con mobiliario de acuerdo con sus actividades. Esto se puede traducir como estaciones de trabajo individual, áreas de trabajo en equipo, áreas de concentración, etc. E incluso fuera de la oficina, brindar la tecnología a los empleados para mantener la conectividad constante con su trabajo y entre varias empresas, para que puedan trabajar desde cualquier lugar.

Otro de los conceptos o tendencias que vienen para evolucionar en el año entrante es el Coworking, que consisten en espacios amplios de oficinas que contienen a su vez otras oficinas compartidas de diferentes empresas. Este tipo de oficinas se caracterizan por ser espacios abiertos, flexibles, con áreas multiuso de reuniones, con la presencia del cristal y plantas, mobiliario ligero y portátil,  una extensa superficie de escritorio, barras de café, áreas de esparcimiento, sillas y sillones cómodos para hacer pausas en el trabajo.

Una vez más, estos lugares favorecen la interacción entre los integrantes de un equipo, intercambio de ideas y sobre todo la comunicación, para conservar uno de los valores principales en una oficina que es tener un ambiente laboral agradable, fluido y amigable.


Un claro ejemplo de coworking donde se pueden apreciar diferentes áreas de trabajo que conviven en armonía.

No podemos dejar pasar por alto, el concepto del Home Office, que responde perfectamente a que la tecnología nos permite trabajar desde cualquier lugar, siendo nuestros hogares uno de ellos. Las empresas ya no están conformadas solo por un equipo interno, sino que ahora se articulan con otros equipos e integrantes freelance que trabajan desde sus hogares y mantienen la comunicación constante.

La zonas de ocio, descanso y recreación serán valoradas por las empresas que quieran ser pioneras en el mercado. Lentamente han ido descubriendo que empleados felices mejora su productividad. Si bien el objetivo fundamental es cumplir con las metas y objetivos que hagan avanzar la empresa, mantener un espacio para hacer pausas en largas horas de trabajo, nos ayudará a un mejor rendimiento.

Sin necesidad de desperdiciar espacio, una simple barra para tomar un café o comer algo, sillones muy cómodos para leer, escuchar música o incluso conversar, se convierten en simples elementos que pueden generar una gran diferencia.

Otra de las tendencias que surgirá en 2019 es el cuidado a la iluminación, ya sea de origen natural o artificial. Un detallado estudio de la iluminación nos ayudará a tener espacios de trabajo amigables para no caer en el agotamiento y la monotonía. La iluminación natural se convierte en la protagonista, acompañada de lámparas de iluminación cálida específicamente para trabajar y no caer en el exceso de tubos fluorescentes.

La transparencia seguirá siendo muy valorada en las oficinas pioneras. No solo porque permite mayor fluidez de la iluminación natural para todos, sino que es el mejor aliado del concepto de espacio abierto mencionado anteriormente. El cristal puede llegar a variadas texturas e incluso colores para integrarse a salas de reuniones, oficinas de jerarquía, equipos de trabajo y hasta comedores.


El cristal se apodera de los diversos espacios brindando aislamiento acústico, pero permitiendo el paso de la iluminación natural para todos.

El próximo año debemos generar conciencia sobre el cuidado de nuestro planeta. Y aunque ha habido diversas iniciativas en marcha, podemos colaborar desde nuestras oficinas con simples gestos que van desde el reciclaje de papel, pero también de mobiliario que puede ser restaurado y darles personalidad a nuestros espacios.

El mobiliario local también nos ayudará con la imágen de nuestras empresas, pues que se emplearán con frecuencia materiales naturales comprometidos con el medio ambiente. La madera, arcilla, ladrillo, cerámica, y artesanía pasarán a ser protagonistas en nuestras oficinas que reflejarán nuestra identidad cultural y brindarán la calidez necesaria para nuestro equipo de trabajo y futuros clientes.

Siguiendo en esta línea y no menos importante, la presencia de la vegetación será indiscutible para este nuevo año. Es allí cuando la arquitectura, diseño de interiores y el diseño industrial, se confabulan para generar diversos acentos verdes en las oficinas, a través de plantas, muros verdes, grandes macetas de arcilla contenedoras de plantas locales, plantas colgantes, terrazas apergoladas con plantas que filtran el paso de la luz solar, etc.

La vegetación ha dejado de ser un objeto decorativo y pasa a ser un elemento que forma parte del diseño de interiores, organizan el espacio, acentúan su fluidez, separan algunas áreas, sin hablar de las mejoras de ambiente para el equipo de trabajo.


Muros verdes y booths serán una tendencia bastante marcada para el 2019. Mientras los muros verdes nos ayudan a refrescar nuestros ambientes y mejorar su acústica, los booths se convierten en el mobiliario flexible por excelencia, permitiendo reuniones informales, espacios de trabajo y hasta ofrecer un momento de recreación.

Independientemente del estilo, diseño o tendencia, uno de los conceptos que tendrán auge es el llamado en el mundo anglosajón como Old Meets New o como podríamos traducirlo, lo viejo conoce a lo nuevo. Y es que hay que aprovechar casas o edificios con un valor patrimonial importante, en donde pueden convivir perfectamente una oficina, restaurante, hogar o cualquier otro espacio.

Sin necesidad de caer en una oficina llena de antigüedades, un simple muro, material mobiliario, lámpara, ventanas o puertas, que podamos recuperar para rescatar nuestra identidad local, unido a la nueva tecnología, obtendremos oficinas de calidad, llenas de personalidad, contrastantes y dinámicas.

El color también jugará un papel fundamental en las tendencias del 2019. Si bien hay una tendencia en tonos neutros, cálidos y tranquilos para oficinas, los acentos de color en mobiliario, materiales, plafones, lámparas, muros y texturas, nos ayudarán a tener en nuestras oficinas una atmosfera positiva y vibrante para todos sus integrantes.


Tonos neutros, maderas de colores claros de inspiración nórdica, serán acompañados con acentos de color en mobiliario, muros, lámparas o cualquier otro elemento para mantener atmósferas vibrantes y positivas.

Como verán, numerosas tendencias, estilos y conceptos se desarrollarán para las oficinas. Algunos llenos de dinamismo, comunicación, fluidez, identidad, conciencia verde, color, transparencia, flexibilidad y ligereza, que nos ayudarán a tener un año positivo, vibrante, y de nuevos conocimientos. ¡Feliz viaje hacia el diseño de interiores 2019!

Composición de materiales que mejoran la productividad

Al momento de elegir mobiliario para un espacio determinado, podríamos llegar a saturarnos con el abanico de opciones que nos presenta el mercado actual: el precio, color, forma, tiempo de entrega. Sin embargo, hay uno en particular que suele ser pasado por alto, y es que los materiales o acabados que componen un mueble inciden directamente tanto en la eficiencia y/o productividad de la función destinada para un espacio.

La elección de nuestro mobiliario implica una experiencia sensorial, no solo nos atrae visualmente, sino que también percibimos su textura, le damos uso para comprobar si cumple con nuestras expectativas. Ahora bien, ¿Cómo sabemos si nuestra elección es la indicada? Hoy en día han surgido numerosos estudios que comprueban que la productividad de un espacio de trabajo, salón de clases y hasta un restaurante puede mejorar significativamente con el mobiliario adecuado.

Al momento de elegir, no es necesario saturarnos de información de estudios psicológicos del color, ergonómicos o de teorías del diseño industrial; los materiales que componen un mueble nos ayudarán a guiarnos en el camino.

Desde el proceso de diseño de un mueble, pasando por su venta, distribución e incluso su selección para su compra, los materiales van ligados en todo el proceso, porque forman parte de la identidad del mueble y la intención del diseñador. Nos encontramos materiales a nivel superficial como: tejidos, superficies metálicas, pulidas, cerámicas e incluso aquellos materiales macizos que son parte del alma del mueble como maderas, piedras, metales, vidrios, etc.

Tejidos, pieles, telas, maderas, piedras, son solo algunos de los materiales que podrían llegar a hacer nuestros muebles y espacios más amigables. Catálogo de materiales de Molteni, Italia.

La manera en como estos materiales son combinados en un mueble no son al azar. Es una decisión que abarca desde el diseño, atravesando por los márgenes de ganancia, hasta llegar a la compra de estos.

Piel, madera, tejidos, metal, cristal, vegetación y luz natural se combinan armónicamente en un espacio amigable, fluido y práctico. Restaurante Arturito / Candida Tabet Arquitectura / Sao Paulo, Brasil.

Uno de los aspectos más importantes que influyen en la elección de materiales es su durabilidad. El tiempo de vida de un mobiliario es fundamental para nuestros espacios, así sean espacios de trabajo de usos flexibles, ya que, la mayoría de las veces suelen estar sometidos a alto tráfico de personas y a un uso continuo de muchas horas al día. Antes de escoger es importante informarnos del origen de los materiales de los muebles, tiempo de garantía que nos ofrecen y verificar que su elaboración nos ofrezca muebles duraderos que no tengan que ser reemplazados a corto plazo.

Otra clave fundamental que puede afectar la productividad de nuestros espacios es el mantenimiento, aunque a simple vista puedan parecer muy atractivos. Antes de tomar alguna decisión, es importante detenernos por un momento en esta área e informarnos como estos muebles perduran en el tiempo. También es importante considerar si necesitan algún tipo de limpieza especializada, si son resistentes al clima en donde estamos, buscar el personal especializado para su reparación, etc.

De nada nos sirve escoger muebles altamente sofisticados y costosos para una oficina que podría detener sus funciones a causa del mantenimiento del mobiliario, el cual puede exijir mucho esfuerzo y recursos, cuando debería hacer nuestras funciones más fluidas.

Diversos materiales se conjugan en ésta área de alto tráfico para complementar un espacio de fácil mantenimiento sin perder la calidez. Oficina Banco de Contabilidad / Perkins + Will /  Vancouver, Canadá

Es en esta interacción fluida, donde entra en juego la ergonomía, de la que si bien hemos hablado en ocasiones anteriores, es imposible no mencionarla cuando de productividad se trata. Independientemente de las necesidades individuales y colectivas en un espacio, la calidad, textura, geometría y flexibilidad de los materiales en el mobiliario, permiten no solo que sea estéticamente atractivo, sino que permitan su uso confortable por muchas horas para evitar lesiones, alergias, y otras consecuencias.

La mejor manera de mejorar la productividad en un espacio, aunque parezca extremo, es tener en cuenta la felicidad del equipo de personas que conviven a diario con este mobiliario. No es casualidad que los espacios de oficinas, salones de clases, comercios, tengan una tendencia a estar hechos de materiales más orgánicos, cálidos y amigables con sus usuarios.

Las oficinas separadas por paneles metálicos están dando paso a espacios abiertos en donde la madera, el cuero, la piedra, los tejidos, la cerámica y elementos como la vegetación, el agua y la iluminación natural nos acompañan en nuestras labores cotidianas para brindarnos una sensación de calidez, confort y tranquilidad que requerimos para poder ejercer nuestras funciones de manera fluida.

El mobiliario y los materiales que lo componen se convierten en nuestro gran aliado, herramienta y extensión de nuestro cuerpo para favorecer la comunicación, interacción, y el disfrute de nuestras funciones diarias. La combinación de materiales puede ser amplia, no hay reglas al respecto. Es por ello que nuestra recomendación es animarnos a visualizar espacios felices, donde queramos estar, convivir y compartir.  

Influencia del Color en el Mobiliario

Desde el inicio de los tiempos el color nos ha acompañado, el arte rupestre es una de ello y en el transcurso de la historia ha sido una herramienta fundamental en las artes, la iconografía y simbología, sin importar que tan difícil o costoso fuera la obtención de los pigmentos para obtenerlo.

Ligado directamente a la luz, ya que sin ella no podríamos percibirlo, el color ha sido motivo de estudio durante siglos, especialmente para los pintores;  numerosas teorías comprobadas han surgido de mentes brillantes como Goethe, Newton, Ostwald, entre otros. Podríamos profundizar en numerosas variables, y teorías del diseño y el color que resultan tediosas, pero en este caso, nos concentraremos en lo ameno, divertido y fácil que puede ser el color en el mobiliario.

Arte, arquitectura y mobiliario se conjugan en una composición en donde el color une diferentes momentos en el tiempo. En este caso el Edificio de la ONU en Nueva York que data de 1951, fue sometido a una renovación completa en 2009. El interiorismo es de la diseñadora Hella Jongerius que permaneció fiel a la historia y equipamiento existente del espacio. Mobiliario de Vitra.

Al momento de escoger algún tipo de mobiliario, sea un conjunto o una pieza en particular, consideramos aspectos como: precio, materiales, durabilidad flexibilidad, etc. Sin embargo, el color y las opciones que tengamos, siempre serán un aspecto decisivo.

Unido directamente a los materiales que compongan el mobiliario, el color será nuestra herramienta fundamental para definir nuestro diseño. Independientemente de las diversas opiniones que hay de la psicología del color y de la luz, nuestra misión como diseñadores es obtener clientes satisfechos y proyectos eficientes.

Uno de los aspectos que podríamos considerar, es la imagen que la empresa o cliente quiere proyectar, muchas veces ya tienen colores que forman parte de su identidad, a tal punto que ya tienen el registro de los colores en las diversas escalas con las que estamos familiarizados como Pantone, RGB o CMYK.

Si bien no es necesario trabajar con estos colores específicos, ya tenemos una parte del camino recorrida, sabiendo que estos tonos van a ser protagonistas en los espacios de esta empresa, sin llegar a sobresaturar los espacios.

Por otra parte, no olvidemos que la selección del mobiliario, salvo contadas ocasiones, no la hacemos de manera aislada, al contrario, de una u otra manera interactúa con el conjunto de elementos presentes en el espacio. Es entonces cuando la luz se vuelve en otra herramienta fundamental para definir nuestras intenciones de diseño.

Es importante que registremos el tipo de iluminación tenemos, si es natural, artificial o una mezcla entre ambas, cómo podemos mejorarla, y qué espacios queremos mejorar o acentuar.

La textura es otro elemento que va a influenciar en nuestra percepción del color en cada uno de nuestros muebles, y nos ayudará a definir cuáles son los materiales y superficies más adecuados para las funciones que buscamos, ya que no es lo mismo la textura para las mesas de un restaurante que para un espacio de trabajo que sea altamente utilizado durante ocho o más horas diarias. La percepción de las texturas en el mobiliario va ligado directamente a la manera en como la luz incide sobre ellas.

Evitemos caer en la monotonía, con el uso excesivo o repetición de algún tipo de mobiliario, sobre todo si se trata de espacios de trabajo donde vivimos la mayor parte de nuestros días. De igual manera con el color, si un cliente o empresa tienen un color para su imagen comercial o por gusto propio, no es necesario caer en la saturación, los acentos de color pueden estar presentes en nuestra percepción sin necesidad de sobresaturarlos.

El acento del color en el mobiliario nos ayudará a generar espacios más amenos, creativos y amigables. Oficinas Expedia /Rapt Studio / California, EEUU.

Al momento de escoger, siempre son bienvenidas aquellas empresas o proveedores que nos dan opciones de colores y acabados en sus muebles, ya que con su experiencia han comprendido que la flexibilidad y la posibilidad de opciones son herramientas muy apreciadas hoy en día.  

Asimismo, en nuestro camino por escoger, nos encontraremos con muebles de colores o acabados limitados. Al principio nuestra primera reacción será descartarlos, por ello es importante mencionar que detrás de cada silla, escritorio, mesa, sillón, hay un equipo de diseñadores que hacen su mejor esfuerzo por ofrecernos la mejor opción. El resultado de un mueble va ligado a un mundo más profundo y abstracto relacionado con la identidad de la pieza y las intenciones que busca el diseñador. Por ejemplo, al encontrarnos con una silla o una mesa que solo viene en determinados colores, es porque detrás de esa decisión hay una idea de que esas piezas tengan un carácter específico, que vaya acorde con su forma, función y ergonomía. En estos casos, con colores limitados, antes de descartar, recordemos que el contraste también es una herramienta en nuestros diseños para crear ese espacio único y lleno de personalidad que buscamos.

Cuando hablamos del color del mobiliario, no es solo específicamente del color de sus piezas, sino también los colores del espacio en donde va a estar, por ejemplo: muros, pisos, plafones. Siempre es una interacción entre luz, color, formas, geometrías, texturas, usos, gustos del cliente, entre otros.

En defintiva, el color es una herramienta fundamental para la creación y elección del mobiliario, pero a la vez es parte de un conjunto en armonía en donde todo está ligado entre sí.

Con una adecuada iluminación, el color puede estar presente en muebles, muros, y pisos sin llegar a saturarnos. Oficina Big Bek / SNKH Architectural Studio / Yerevan, Armenia.

Incluso aquellas piezas o elementos únicos que generan contraste en el espacio, dependen de las que no lo hacen. Las opciones que consigamos van a depender de nuestra búsqueda y  fluidez en la comunicación que mantengamos con nuestros proveedores y diseñadores.

Por último y no menos importante, el color es nuestro gran aliado no sólo al momento de diseñar y seleccionar el mobiliario. Por eso los invitamos a cruzar las fronteras de las teorías del color y permitirse inspirarse, arriesgarse, divertirse y proponer cosas nuevas.

La luz como protagonista en el trabajo

Al reflexionar sobre los espacios de trabajo desde el siglo XX hasta nuestros días, podemos identificar considerables cambios en el diseño, que responden a dinámicas variables. Pero hay un elemento constante que siempre será nuestro aliado: la luz.

Desde las empresas que cuentan con extensas áreas de trabajo, pasando por oficinas medianas, hasta llegar a los espacios home office, sin importar los objetivos o profesiones que abarca, el diseño y la concepción de estos espacios va ligado a una eficiencia óptima que se logra cuando abarcamos aspectos como energía, mobiliario, materiales e iluminación.

La luz es una de nuestras anclas como diseñadores, a tal punto que el arquitecto Le Corbusier, lo resume en una oración: «La arquitectura es el juego sabio, correcto y magnífico de los volúmenes bajo la luz».

 

Iglesia de Saint-Pierre en Firminy, Francia de Le Corbusier. Los puntos de luz en los muros así como las ventanas laterales de colores, provienen de luz solar aprovechada al máximo.

Pero, ¿Por qué la luz es tan importante en nuestros espacios de trabajo? En primer lugar, la luz va a influenciar directamente tanto en nuestra percepción del espacio como nuestro estado anímico. Considerando la cantidad de horas que estamos en nuestros espacios de trabajo, la iluminación es uno de los temas más sensibles a estudiar, para no caer en oficinas llenas de tubos fluorescentes que al cabo de algunas horas se vuelven insoportables.

En segundo lugar, es a través de la luz que podemos percibir los colores, muchas decisiones de diseño se basan en el color, por ello es de suma importancia mantener un equilibrio entre iluminación natural y artificial.

Tercero, la luz no sólo amplía nuestra percepción, sino que nos invita al maravilloso mundo de las texturas. Cualquier pieza de arte, mobiliario, acabados arquitectónicos, y todos los elementos que conforman el diseño de un espacio de trabajo, necesitan la luz como su principal aliado, sin ella, nuestro sentido visual se vería opacado.

Ahora bien, en este amplio mundo de la iluminación, a veces necesitamos orientación para escoger el tipo y cantidad necesaria de luminarias para nuestro espacio de trabajo. A continuación les mostraremos algunos datos que pueden servir de gran ayuda a al momento de decidir adecuadamente.

Cuando vayamos a iluminar, es importante identificar cual va a ser nuestro espacio de trabajo, sus dimensiones, altura del techo o plafón, ubicar las entradas de luz natural, y si no las hay, estudiar la posibilidad de generarla, la luz natural no solo hace aligera las horas de encierro en una oficina, sino que genera un ahorro considerable de energía.

Una vez identificado nuestro espacio y sus características, nos ayudaría definir cuál va a ser el uso de ese espacio de trabajo. ¿Es un espacio de trabajo para un diseñador gráfico, diseñador de interiores, administrador, ingeniero, renderista, médico? En cualquiera de los casos, la manera de iluminar es variable, no olvidemos, la posibilidad de ser flexible para usos múltiples.

Independientemente del uso de nuestro espacio de trabajo, sugeriríamos evitar la monotonía en la iluminación. El mejor ejemplo son aquellas oficinas o sedes bancarias saturadas de luces fluorescentes que no cumplen otra función más que irritar nuestra visión.

Sin importar el tamaño de nuestro espacio de trabajo, debemos conseguir en la luz, eficiencia, ahorro energético, calidez y variación. Una luminaria con otra intensidad, dirección o ubicación pueden hacer una gran diferencia.

Desino Ecomanufactory Office. Ho Khue Architects. Vietnam. Luz natural y artificial se conjugan para generar un espacio de trabajo eficiente, cálido y amigable.

Al momento de escoger algún modelo, debido a que el abanico es muy amplio, no olvidemos la esencia de nuestro espacio de trabajo. Identificar las texturas, los materiales que queremos acentuar, si hay piezas de arte y cómo las vamos a iluminar, como se comporta el color en muros, pisos y plafones, y como va a interactuar la luz sobre el mobiliario.

Por último, si la decisión se vuelve muy abrumadora, no olvidemos recurrir a especialistas de iluminación para orientarnos en cuál es nuestra mejor opción en diseño, presupuesto, ahorro energético, y eficiencia.

La luz, sin importar su fuente natural o artificial, es nuestra gran aliada en nuestra vida cotidiana. Particularmente en nuestros espacios de trabajo, va a influir directamente en decisiones, dinámicas, eficiencia y estado de ánimo. Los invitamos a divertirse en este maravilloso mundo en donde la percepción y nuestros sentidos nos guiarán en nuestro recorrido.

Espacios Verdes de Trabajo

A medida que vamos percibiendo los efectos de la contaminación en nuestro planeta, la conciencia verde cada vez toma más fuerza en nuestra vida cotidiana. Diversos países han hecho grandes esfuerzos por reducir sus índices de contaminación, hasta llegar al punto de proponerse metas como la reducción y  hasta la eliminación de emisiones de dióxido de carbono.

Si bien son admirables los ejemplos de voluntad política para hacer nuestras ciudades ecológicamente amigables, para llegar a esa meta implica un esfuerzo que incluye desde la redacción de leyes para proteger el medio ambiente hasta los más sutiles gestos de cada uno de los ciudadanos que convivimos diariamente.

Los ejemplos más destacados en la actualidad se consiguen en donde pasamos más tiempo: los espacios de trabajo. Numerosas empresas globales apuntan hacia instalaciones más amigables con el medio ambiente y con sus empleados. En distintas ciudades encontramos sedes con extensos jardines, arroyos y hasta huertos para que los mismo empleados puedan trabajar en ellos.

Todos quisiéramos formar parte de esos espacios de trabajo que constantemente aparecen en artículos de arquitectura como el mejor ejemplo verde a seguir, admiramos las perspectivas cada vez más hiperrealistas de proyectos con extensas áreas de jardines colgantes, luz natural para todos, edificios cubiertos en árboles de especies tropicales, etc.

Sin embargo, hay una realidad latente en el crecimiento de nuestras ciudades, y es que a medida que el tiempo pasa, el costo del metro cuadrado de construcción se eleva constantemente, lo que nos lleva a espacios de vivienda y trabajo cada vez más reducidos. No todas las empresas cuentan con el presupuesto para realizar instalaciones de esa envergadura.

Ante esta situación, como ciudadanos, empresarios, inversionistas, diseñadores, arquitectos o ingenieros nos preguntamos: ¿Cómo solventar y encontrar un equilibrio entre los costos de área construida y espacios verdes que mejoran la productividad de nuestro trabajo? A continuación, describiremos algunas ideas que nos pueden orientar en esta tendencia.

Recuperar

Todos estamos familiarizados con la palabra reciclaje, sin embargo nos atreveríamos a emplear el término recuperar porque incluye un sentido más amplio. Sin importar en la ciudad en que nos encontremos, al momento de diseñar nuestro espacio de trabajo, una excelente opción sería la de recuperar espacios ya existentes, en vista de los considerables costos de una construcción nueva.

El diseño de interiores se convierte en nuestro principal aliado al momento de tomar esta decisión, debido a que no sólo estamos reutilizando un espacio sino también muchos de sus detalles: acabados existentes, muros,  hasta puertas  ventanas, etc., que aportarían carácter a nuestros espacios.

 

Oficinas de Crew Collective en Montreal, Canadá. El edificio era un antiguo banco de los años 20´s que se recuperó para dar paso a estas instalaciones.

Iluminación natural

Todos aspiramos a amplios espacios con enormes superficies acristaladas que permitan el paso de la luz natural y fachadas ventiladas que permitan un ahorro considerable de climatización artificial. Si bien es una opción ideal, no siempre es posible debido a la morfología de nuestro espacio, presupuesto, o área a trabajar.

El Sol siempre va a ser nuestro mejor aspecto a considerar cuando queramos rediseñar nuestros espacios de trabajo. Todos trabajamos a gusto si hay presencia de luz natural. Y es que no es necesario grandes inversiones para lograrlo. Incluso en oficinas de reducido tamaño, siempre podemos lograr el paso de la luz natural, ayudándonos con la orientación de nuestro espacio y el clima de nuestra ciudad. La iluminación natural nos genera un ahorro significativo en energía y un equipo de trabajo más inspirado y productivo.

Incluso en los espacios más reducidos siempre cabe la posibilidad para el acceso a la iluminación natural, de manera cenital o lateral. Oficinas en Da Nang, Vietnam. Ho Khue Architects

Jardines y espacios de convivencia

La presencia de vegetación en nuestros espacios de trabajo los podemos interpretar hoy en día en diversas opciones dependiendo del lugar y presupuesto que tengamos: pequeños jardines, techos verdes, jardines verticales, y si aún no es posible, ¿Por qué no acudir a composiciones de plantas que armonicen con nuestro mobiliario?

No olvidemos que espacios verdes no solo incluyen costosos jardines en nuestros techos, sino también espacios de convivencia, de comunicación para esas pequeñas pausas que son tan valiosas en la convivencia diaria de un equipo de trabajo. Gestos tan sutiles como tener un lugar flexible para comer y reunirse generan una enorme diferencia en el ambiente laboral y la productividad.

Oficinas Asintelix. Ezequiel Farca + Cristina Grappin Arquitectos. Ciudad de México

Apostando por lo local

Otra opción de acercarnos a espacios verdes, es  identificando todos esos recursos locales de nuestra ciudad que están allí, esperando a ser utilizados. Materiales que se adaptan a nuestro clima, mobiliario producido con acabados duraderos e incluso reciclados, plantas y árboles de especies endémicas que no requieran un mantenimiento excesivo.

Independientemente del presupuesto, equipo de trabajo, horario, imagen de la empresa, siempre podemos colaborar cada uno de nosotros a acercarnos a hacer un espacio de trabajo ecológicamente amigable. La conciencia verde ha llegado para quedarse, y comienza con los más pequeños gestos en cada uno de nosotros.

Casas recuperadas en el Centro Histórico de la Ciudad de Mérida.